Normativas que tenemos que conocer sobre hostelería y restauración

centro_superior_de_hosteleria

Es importante tener unas nociones básicas de las normativas y leyes vigentes en el sector de hostelería para dirigir un restaurante, bar o cafetería. Leyes sobre segura e higiene, etiquetado de alimentos, prevención de riesgos laborales….una larga lista, en definitiva, que tenemos que conocer para evitar cometer infracciones, perder clientes o tener descontentos a nuestros empleados.

Entre todas ella, hay una a la que solemos prestar menor atención y sin embargo, cumplirla correctamente nos traerá beneficios laborales y de imagen.

Ley de accesibilidad

Cada Comunidad Autónoma tiene su propia Ley de Accesibilidad y debemos conocerla para aplicarla correctamente. Además de la obligación legal, tenemos también la obligación moral de facilitar el acceso a las personas con movilidad reducida o a las personas con discapacidad visual o auditiva, ya que todo el mundo tiene derecho a disfrutar del ocio. La ventaja que tenemos, es que no resulta difícil ni caro cumplir estas normativas y facilitar el llamado “ocio accesible”.

A continuación vamos a ofreceros unos consejos para acondicionar vuestro establecimiento invirtiendo poco dinero.

Vamos a comenzar por la entrada al establecimiento. Si esta no está situada a pie de calle, debemos instalar una rampa de acceso. Hay que tener en cuenta que esta, no puede superar el 8% de desnivel, si mide entre 3 y 10 metros de longitud, o el 10% si mide menos de los 3 metros. En cuanto a la puerta de acceso, debe tener el ancho suficiente para que entre una silla de ruedas.

Una vez hayamos cumplido con el acceso al local, nos toca revisar el interior del establecimiento, para que la movilidad de una persona con silla de ruedas no le resulte difícil. Es fácil, solo hay que moverse por el local para comprobar el paso entre el mobiliario y distribuirlo dejando paso suficiente para una silla de ruedas. Si es posible, sustituye las sillas por otras más ligeras y fáciles de mover.

Deberás instalar un baño adaptado, en caso de tener espacio, o acondicionar uno para el uso de personas con movilidad reducida, colocando los sanitarios adecuados. Recuerda señalizar la entrada de ese aseo.

El acceso de invidentes acompañados de su perro guía, está totalmente permitido y es importante conocer la forma actuar en estos casos. En la web de la Fundación ONCE existen unos consejos prácticos de cómo tratar a estos clientes sus perros guía.

Espero que estos consejos os ayuden y recordar que, con todas estas mejoras, no solo estaréis cumpliendo con la ley, sino que, además, conseguiréis una buena publicidad a través de las redes sociales, ya que la gran mayoría de los clientes antes mencionados, lo agradecerán a través de ellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *